Versión en Inglés



SATEVÓ DE SOL A SOL


1. Satevó de Sol a Sol 1
2. Satevó de Sol a Sol 2

Satevó de Sol a Sol 1


Los valores del México rural son encumbrados en esta obra a través del movimiento, originado por la forma convexa de su soporte que da pie a diferentes recorridos visuales e invita al espectador a observar su composición desde varios puntos de vista. La fusión del caballo y jinete dominando al toro cornilargo español protagoniza el mural, destacando un vínculo que ha perdurado por más de 400 años. Con la pincelada radial en el pecho del caballo se insinúan las cuatro estaciones del año junto a los verdes y dorados del segundo plano. Las manos de los personajes en torno a las figuras centrales representan el esfuerzo al construir la trinchera, la solemnidad del bautismo, la determinación al lazar y comenzar el arreo. Las manos proveen alimento, bordan recuerdos y mantienen viva la tradición impetuosa del herradero en una zona que es cuna de la ganadería en el estado de Chihuahua. Del lado izquierdo se abordan las actividades primarias de la comunidad en la pesca, la agricultura y la ganadería; y pasajes históricos como la relación entre los tarahumaras y los misioneros Jesuitas y Franciscanos, el mestizaje y la revolución del hombre que lucha y la mujer que resguarda. En lo alto del muro se levanta la misión de San Francisco Javier de Satevó, una de las misiones mas antiguas del estado, en un paisaje tranquilo como la vida del municipio; geografía enmarcada con una paleta cromática acorde al entorno. A la derecha se muestra la fiesta patronal en bailes, coleaderos, carreras de caballos y el retorno de los parientes que migraron, todo como fruto del esfuerzo continuo de los pobladores jornada tras jornada.

Jorge Meléndez

Ir arriba



Satevó de Sol a Sol


Los valores del México rural sonencumbrados en esta obra a través de la premisa del movimiento. Satevó de Sol a Sol, es una creación plástica de corte histórico y social. Alegoría de la vida del que habita las regiones del norte, para ser más precisos del municipio de San Francisco Javier de Satevó. Satevó, como una misión fundada en 1604, por Jesuitas y Franciscanos. A partir de esto el eje central superior de la composición, es la misión de San Francisco Javier de Satevó una de las más antiguas del estado. Enmarcada por un paisaje tranquilo, rodeado por la Sierra Chaconeña. Al otro extremo se retratan las actividades primarias de la región: como la agricultura y la ganadería. Involucrando también el pasado histórico, el mestizaje, la revolución y el papel de la mujer en la misma.El espectador se dará cuenta de que el centro de la composición y de la historia local es el jinete y su caballo, fusionados dominan en conjunto al cornilargo español. Esta suerte propia de los rancheros de la región se ha mantenido como un vínculo de tradición por más de 400 años. La obra parte del principio del ciclo y de sus respectivos significados, de una vida ciclada en el tiempo y en sus tradiciones. Por ende las actividades de la región son a partir de las cuatro estaciones del año, las cuales se muestran por medio de la pincelada radial que emerge del pecho del caballo, creando una armonía y complementándose con los trazos verdes y dorados que rodean como aureola al animal. Por lo tanto el espectador se involucra con la obra en el momento de su propio movimiento de un extremo a otro para apreciar y descubrir un recorrido visual compositivo desde múltiples enfoques. Para enfatizar este principio de vida cíclica satevoense. Es preciso tener representados a la raza-principio, quienes son especialistas en la construcción de la trinchera. El papel de la mujer es determinante como en cualquier otra actividad, pues son ellas quienes mantienen la esperanza del núcleo familiar. En la obra se visualizan a través de las manos hogareñas que sazonan el alma al cocinary bordan los recuerdos del que se fue. Esta presente también la determinación al lazar y comenzar el arreo, elímpetude las manos que al herrar mantienen viva la tradición de una zona que es la cuna de la ganadería en el estado de Chihuahua.En este mural se enfatizan las actividades que surgen para el regocijo de los pobladores como fruto del esfuerzo continuo tras largas jornadas de sol a sol. El satevoense encuentra su diversión entre actividades como el herradero, los bailes locales, los coleaderos, las carreras de caballos, las fiestas al santo patrono San Francisco Javier de Satevó. Así mismo es motivo de festejo el retorno de los parientes que regresán después de emigrar. La vida cotidiana en Satevóestá enmarcada determinantemente por el entorno geográfico del paisaje. Por lo tanto en la obra el elemento cromático surge a partir de cómo la luz se expande en el entorno y entre los horizontes de la región satevoense. Pasado y presente que surgen en Satevó de Sol a Sol, es la visión de su propio pueblo, de los que se quedaron, los que se involucraron, los vencidos y de los triunfadores. Todos ellos retratados bajo una profunda mirada y el pincel.

Mayra Nuñez.


Ir arriba